La Justicia no era ciega, era analfabeta. (Vallamos pues por partes)

Lucas Leon Simon

enrique lopez

El asunto no es ya una mera cuestión de intereses partidistas o afinidades ideológicas. Es de mucha mayor trascendencia: se trata de una cuestión estética.

¿Puede todo un magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, designado como ponente del mayor caso de corrupción que se conoce en nuestro país, cometer cincuenta faltas de ortografía en el escrito en  el que “tiene el honor de informar” que no piensa abstenerse en el caso, pese a estar recusado por cuatro acusaciones populares y cuestionado además por la Fiscalía Anticorrupción?

Pura estética. El juez, apoyado y defendido por el PP en toda su carrera, viene ahora a poner el estrambote a la situación de la Justicia en nuestro país, parte integrante de la “Marca España”: faltas de ortografía de alumno de Primero de ESO, faltas de concordancia, mayúsculas que faltan, verbos mal conjugados, vocablos sin acentuar y sobre todo…

Ver la entrada original 375 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s